Aprender a Pensar

Registrarse

Repensar la Educación

Lorena Montaño Alvarez

Colegio de Bachilleres

El hombre como ser social y político

Desde que nacemos entramos a un mundo peculiar, a un ámbito eminentemente humano. Ello significa que vivimos compartiendo hábitos, costumbres, tradiciones, lengua y sobre todo normas, valores y leyes con otros seres humanos. Y a este mundo o ámbito humano se le llama también sociedad. Vivir en sociedad es en suma, desde el punto de vista sociológico y antropológico: convivir con los otros.

Aristóteles, uno de los más importantes filósofos de la antigüedad griega, define al hombre como un animal político, lo que en otros conceptos significa, que como humanos necesariamente tenemos que vivir en sociedad. No cabe la menor duda, nacemos humanos, pero lo humano no es meramente biológico, lo genéticamente dado en cada uno de nosotros. Los demás seres vivos, nacen ya genéticamente programadas para ser lo que son, y no pueden hacer otra cosa de lo que viene dado en su programa biológico.

Los seres humanos, al vivir en sociedad, a diferencia de los animales, nos educamos, nos transformamos para bien o para mal, ya que fuera del ámbito social esto no sería posible. Por esta razón el mismo Aristóteles nos dice que fuera de la sociedad sólo podrán existir los dioses o las bestias.

Se podría decir que la diferencia entre los seres humanos y los animales radica, entre otras cosas, en el grado de inteligencia que desarrollan; sin embargo, la inteligencia humana conlleva la capacidad de poder transformar el mundo. Marx entendió esta capacidad humana productiva no solamente como una transformación que genera bienes de consumo, sino también una capacidad humana productiva no solamente como una transformación que genera bienes de consumo, sino también una capacidad que nos permite producir valores culturales.

Un individuo requiere de la sociedad para poder formarse y proyectar como ser humano. Podemos decir que las normas o reglas sociales permiten en gran medida la convivencia, ya que regulan nuestra conducta y formas de relacionarnos con los demás. La tolerancia, la justicia y la solidaridad, entre otros valores, se hacen patentes en una comunidad integrada por seres humanos que ordenan sus vidas ya en lo individual o en lo social, de acuerdo a formas de vida, principios, valores, normas y leyes establecidas justamente para garantizar el bien común.



escrito el 21 de noviembre de 2011 por en 1. Ética y Ciudadanía,Bloque III. Reflexión ética sobre la práxis ciudadana,General


6 Comentarios en El hombre como ser social y político

  1. jhon edward | 02-03-2014 a las 13:27 | Denunciar Comentario
    1

    que buen blog le agradezco mucho a la licenciada LORENA por a ver compartido su conocimiento intelectual en esta pagina pues la verdad me a servido mucho de ayuda muchas gracias y espero seguir leyendo muchas mas blog y mas si se trata de las teorías de aristóteles.

  2. jose | 05-03-2014 a las 6:29 | Denunciar Comentario
    2

    me huele a que estas haciendo ensayos para la universidad del magdalena

  3. alvaro | 09-03-2014 a las 16:26 | Denunciar Comentario
    3

    quien quiera negar la esencia del ser humano como social diria que es un ser asocial o insocial. como queda mejor?

  4. linda ruiz | 16-08-2014 a las 11:36 | Denunciar Comentario
    4

    Gracias, me dio bastante claridad

  5. Matias Villagran | 19-09-2014 a las 13:30 | Denunciar Comentario
    5

    Gracias! por compartir esto, me re ayuda, tenia un escrito y me salvaste la vida jaja :D

  6. Fernando Gonzalez | 30-09-2014 a las 4:40 | Denunciar Comentario
    6

    Entonces licenciada, ¿el ser humano es social por que lo adquiere y no por naturaleza?

Escribe un comentario

Recuerda que:
  • Las opiniones aquí expresadas serán responsabilidad tuya, y en ningún caso de Aprender a Pensar
  • No se admitirán comentarios que vulneren lo establecido por las leyes y por las Normas de uso de este sitio
  • Aprender a Pensar se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados
Los datos serán tratados de acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, y demás legislación aplicable. Consultar nuestra Política de Privacidad
Aprender a Pensar