Aprender a Pensar

Repensar la Educación

Lorena Montaño Alvarez

Colegio de Bachilleres

Actividad 6.

Lee el siguiente artículo del periódico La Jornada del 27 de agosto del 2009 y contesta lo que se te solicita.

Ley de salarios mínimos es letra muerta para ministros y magistrados

¿Te has puesto a pensar alguna vez cómo el país cuenta con más de 50 millones de mexicanos viviendo en la pobreza en distintos ámbitos de su vida, según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). El salario mínimo promedio de un mexicano es de 52.30 pesos diarios. Si tenemos en cuenta el precio en alza de los productos básicos como la leche (12.50 pesos el litro), huevos (20 pesos el kilo), aceite (30 pesos el litro), por mencionar algunos y sin considerar transportes, luz, agua, educación, etc., queda claro que el sueldo de los trabajadores no alcanza para cubrir las demandas diarias de sus familias.

Por otro lado, ocurre que el caso más polémico durante el último decenio es el de fijar un tope a los salarios de los altos funcionarios entre los que se encuentras los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y los magistrados electorales del Poder Judicial de la Federación, pues incluso ganan anualmente más que el Presidente de la República. Los sueldos de tales funcionarios son pagados con dinero de todos los mexicanos, ya que surgen de los impuestos que pagamos en los servicios que nos ofrece la federación; dinero que, a su vez, es destinado (“en partidas especiales”) a gastos de orden personal, como primas vacacionales, bonos productivos, autos de lujo, telefonía y personal administrativo, entre otras cosas. La suma totoal por las percepciones mensuales asciende a 340000 pesos.

Es por ello que la probada ley de salarios máximos, publicada en el Diario Oficial de la Federación el lunes 24 de agosto, estipula que nadie puede ganar más que el Presidente de la República, cuyo salario es de 150 000 pesos al mes. Sin embargo, será hasta el año 2010 que esta ley entre en vigor, en tanto que se ha encontrado oposición por parte de los ministros que desean mantener dichos beneficios mientras que, o a expensas de, la población sigue perdiendo poder de compra en los productos indispensables para satisfacer las necesidades básicas. ¿Es este tema un problema de discusión ética? ¿Qué pasa con los valores éticos de solidaridad y sentido de responsabilidad frente a una sociedad a la que, en su cotidianidad, no le alcanza para pagar lo más indispensable para vivir?

1. ¿Piensas que la posición de los ministros y magistrados tienen en cuenta valores éticos como los de solidaridad y sentido de la responsabilidad? Explica tu respuesta.

2. Piensa con cuidado: ¿puedes encontrar en tu ámbito cotidiano personas que sostengan una posición similar a la de estos funcionarios? Explica.



escrito el 21 de Noviembre de 2011 por en 1. Ética y Ciudadanía,Bloque III. Reflexión ética sobre la práxis ciudadana


Escribe un comentario

Recuerda que:
  • Las opiniones aquí expresadas serán responsabilidad tuya, y en ningún caso de Aprender a Pensar
  • No se admitirán comentarios que vulneren lo establecido por las leyes y por las Normas de uso de este sitio
  • Aprender a Pensar se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados
Los datos serán tratados de acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, y demás legislación aplicable. Consultar nuestra Política de Privacidad
Aprender a Pensar